lunes, 23 de agosto de 2010

La turrita de mi compañerita

Como ya lo había adelantado en un post anterior, y como hay sequía de temas interesante o sucesos que puedan ser atractivos para contar por aca, me veo obligada a hablar sobre esta peculiar persona.

uff, tuve un deja vu (esto aparte).

Sigamos, por razones varias, estudio en mi ciudad a través de un sistema virtual, en una universidad privada y a distancia. Algunos seguramente piensan: "ah si, así es re fácil", y les digo, para nada! si bien tenemos la comodidad de estudiar a distancia y en nuestra ciudad nos exigen igual o más comparándolo con una carrera de estilo presencial. Por ejemplo, en días de exámenes por poco no nos revisan, nos ponen uno en cada punta, con una veedora que cuida que no nos copiemos o nos explica sobre los datos a poner en la evaluación ( que nada tiene que ver con el profesor que dicta la materia que estemos rindiendo) y además como si fuera poco nos filman, nos hacen dejar todo tipo de elementos(como celular, hojas, cuadernos, etc) en otra aula.

Por ser esta una modalidad relativamente nueva y no muy conocida, somos solamente dos las alumnas que estudiamos esta carrera. O sea, la turrita y yo.

Primero, me cayó bien. La turrita no es de mi misma ciudad pero vive relativamente cerca y viene a estudiar acá porque aquí vive su mamá y su hermana. Un día se vino a presentar( a mi casa ), y me dijo que estudiaríamos juntas. Bárbaro, buena onda pensé. Pero siempre hay un gato encerrado.

Mi compañera no era tan buena como yo creía y me iba a dar cuenta un tiempo después. Cuando en un trabajo práctico le pedí ayuda, porque de verdad no entendía que tenía que hacer.

Que me dijo? saben que me dijo? QUE NO ME PODÍA DECIR PORQUE EL PROFESOR HABÍA DICHO QUE PONGAMOS LO QUE PENSEMOS. Aparte le pedía que me dé un ejemplo de lo que podía poner en la respuesta, no la respuesta exacta. O sea, dejame de joder, yo te ayudo en todo lo que puedo y más dandote mis resumenes porque aparte de que es mucho, te va mal y explicandote cuando no entendés, creo que no me merecía eso. Y más sabiendo de que si repruebo ese trabajo, sabés que no voy a poder rendir el final.

No hay mal que por bien no venga dice el dicho, ahí me di cuenta. La turrita me competía, completamente en todo, tanto en parciales como en finales. Afortunadamente para mí, siempre me iba que a ella mejor, y por ende una vena gigante. Porqué? Porque yo empezaba ese mismo día a estudiar y ella estudiaba desde la semana anterior. Altas calenturas se pegaba, pero obvio se hacía la que se alegraba. A ver, todo estudiante quiere aprobar, así también lo quiero yo. Si es un 4 o un 10 despuès se verá, pero lo primero es aprobar. Pero no lo entiende así creo.

Otro episodio que colmó el vaso fue en un final unos días antes le pregunté si sabía que temas podían llegar a tomar, que me dijo? OBVIAMENTE ME DIJO QUE NO. Y yo me tuve que enterar de otra compañera que vive en capital, que ella sabía que podían tomar tal cosa porque había visto exámenes de años anteriores. Eso no se hace.

Además hablando con esta compañera de Capital, también me dijo que a ella le competía, o sea, loca no estoy. La verdad me re calenté porque no podía ser que fuera tan forra conmigo, sabiendo que somos solamente dos y que por más que no me diga una cosa no voy a dejar de recibirme, y si me la dice, tampoco me voy a recibir por ella. Creo que hay códigos, pero a ella no se los enseñaron, o mejor dicho no los quiso aprender.

2 comentarios:

Mal atendida dijo...

ASÍ QUE NO ES TAN FÁCIL COMO YO PENSABA ESO DE ESTUDIAR A DISTANCIA.
LA VERDAD PREFIERO UN PRESENCIAL!

UN BESO GRANDE LU, http://malatendida.blogspot.com :)

Florence. dijo...

Uy che, que mala onda tu cumpañera. La verdad que con gente así da ganas de sacar lo peor de vos. Pero bueno, al menos es un poc enttetenido!
Suerte con los estudios, demostrañle a la urrita que no enecesitas de ella ;)