sábado, 7 de agosto de 2010

Día del niño

CONVERSACIÓN CON UN AMIGO:
Yo:
Nico, necesito que me des sugerencias
sobre qué le puedo pedir a mi papá para el día del niño
Nico:
Un espejo.
Yo:
Un espejo?
Nico:
Si, para que te mires y te des cuenta que ya pasate esa edad.
Yo:
Dale, te estoy pidiendo una opinión.
Nico:
Bueno, entonces una crema anti-age.
Yo:
No tengo ni una arruga, ni una pata de gallo. No la necesito.
Donde queda eso que todos tenemos un niño adentro? Yo también lo tengo, y por lo tanto, me merezco un regalo del día del niño. Aparte, siempre digo, hasta que no dejen de regalarle a mi hermano, a mi también van a tener que regalar.

3 comentarios:

moonwalker dijo...

Jajaj, bien dicho. Yo sabía que no me iban a regalar nada así que no me enojé ni nada, sobre todo porque no me muero porque me den regalos, es lindo pero tampoco me pongo tan ansiosa. Hay que empezar a aceptar de que ya fue, no somos niños, dejémosle los regalos a los que verdaderamente lo necesitan.

Un beso, te sigo :)

Mal atendida dijo...

QUÉ GUACHO NICO! DEBE ESTAR RESENTIDO PORQUE A ÉL NO LE DIERON LA PELOTA DE FÚTBOL CUANDO ERA CHIQUITITO, SEGURO, JAJAJA.

UN BESO ENORME LUCILA Y DECIME, QUÉ TE REGALARON AL FINAL?

http://malatendida.blogspot.com :)

RC dijo...

http://histericapresente.blogspot.com/